Patatas panaderas

Receta de patatas panaderas

Con patatas, cebolla, ajo, pimiento y aceite, se prepara la guarnición de las guarniciones, pues acompaña perfectamente a todo con lo que lo pongas.

Ingredientes para preparar patatas panaderas

  • 2 Kg. de patatas
  • 3 cebollas
  • 2 dientes de ajo
  • 2 pimientos verdes
  • 1/2 l. de aceite de oliva virgen
  • Pimienta blanca
  • Sal

¿Cómo preparar patatas panaderas?

  • Si las patatas que vamos a usar para preparar este receta de patatas panaderas no son nuevas, o no te gusta comerte la piel de las mismas, lo primero que haremos será pelar las patatas y reservarlas.
  • Una vez bien limpias las patatas, con o sin piel, las cortamos en rodajas gruesitas, de unos 2-3 milímetros de grosor, y las reservamos.
  • Echamos el aceite en una sartén grande, y la ponemos al fuego.
  • Pelamos los dientes de ajo y los cortamos en rodajas gruesas. Una vez que el aceite esté calentito, añadimos los ajos y las patatas, y sazonamos.
  • Una cosa que podemos hacer si queremos es, cuando tengamos todas las patatas cortadas, lavarlas bien para retirar todo el almidón que podamos. De esta forma se evitará que las patatas se peguen al cocinas nuestras patatas panaderas.
  • Una vez que las patatas están en la sartén, le toca el turno a las cebollas. Las pelamos, las cortamos por la mitad y cada mitad en tiras. Intentaremos que tengan más o menos el mismo grosor que las patatas, aunque no hay que obsesionarse.
  • Echamos la cebolla sobre las patatas, sazonamos todo, espolvoreamos con un poco de pimienta, a poder ser, recién molida, y nos ponemos en este caso con los pimientos.
  • Lavamos los pimientos, les retiramos las pepitas y las venillas de su interior, y los cortamos en juliana. Repartimos los pimientos sobre la sartén y mezclamos bien todo el contenido.
  • Dejamos que las patatas panaderas se hagan a fuego medio unos 10-15 minutos, removiendo de vez en cuando para que no se quemen, pues lo bueno es que las patatas se cocinen, queden blanditas, pero no que se doren en exceso.
  • Una vez que las patatas están blandas, pero sin llegar a romperse, ojo, podemos retirarlas del fuego. Escurrimos bien el aceite, aceite que guardamos para otros usos, como explico en la nota de autor, y las llevamos a la mesa como guarnición de casi cualquier plato de carne o pescado... Incluso solas, las patatas panaderas están deliciosas.
Nota del autor:

1- Una buena preparación de las patatas panaderas, no requiere mucho trabajo ni nada muy especial, pero sí que es importante usar una buena cantidad de un buen aceite, pues el sabor que le impregna este, no puede hacerse con menos cantidad o menos calidad. De todas formas, ese aceite, que va a ser escurrido, puede ser reutilizado, y es perfecto para hacer cualquier sofrito para otros platos, freír patatas o usarlo para marcar carnes a la plancha o cualquier guiso que se precie... El sabor que le aportará el aceite, hará que todo quede aún más delicioso.

2- Las patatas panaderas, que poco tienen que ver con la receta o con la manera de elaborar el pan, ni tampoco se utiliza pan en su elaboración, es de origen francés y se ha convertido en todo un clásico de la cocina española, pues, se puede decir, que son el acompañamiento universal, al el sabor perfecto para ser usadas como guarnición en multitud de recetas de carne y pescado.

Además, bien aliñadas y condimentadas, las patatas panaderas también se pueden comer solas, o hacer una tortilla o un revuelto con ellas, pues están deliciosas por si mismas.

  • 20 min. cocción
  • 20 min. preparación
  • Dificultad fácil
  • 8 personas
  • 0 comentarios
  • Recetas de guarniciones
  • Enviada el 16/03/2007
  • Leída 297.021 veces